28.1 C
Presidencia Roque Sáenz Peña
viernes, febrero 23, 2024

Sin anunciar su candidatura, Cristina Kirchner lanzó un discurso de fuerte tono electoral

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Volvió a criticar a la Justicia, pidió reforzar la seguridad en el conurbano con la Gendarmería y dijo que sin ella, el peronismo se dividiría.

En un acto con tono de lanzamiento de campaña electoral, Cristina Kirchner le reclamó al Gobierno de Alberto Fernández que ponga el ojo en la seguridad del Conurbano bonaerense, principal bastión del kirchnerismo, y volvió a convocar a la unidad del Frente de Todos en torno a su figura al equiparar el intento de atentado del que fue víctima con un ataque al peronismo.

Tampoco faltaron las críticas a la oposición, a la que, sin nombrar, acusó de difundir discursos de odio, y los embates contra la Justicia, con la que mantiene un duro enfrentamiento por las causas de corrupción que la tienen como protagonista, al insistir en calificar como “una rémora monárquica” que los jueces tengan cargos vitalicios.

“No es bueno que jueces decidan las políticas económicas”, aseguró la vicepresidenta, quien explicó la inflación del último mes, que trepó al 6,3% en el aumento de los servicios telefónicos y de Internet “porque un juez dijo que los precios regulados no se deben aplicar”.

Esto le dio pie para criticar la condición de vitalicio que tiene el cargo de magistrado. “Nadie se hace cargo de nada, total, están sentados ahí de por vida, como una rémora monárquica”. “¡Cómo puede ser que haya gente que está ahí de por vida y decide sobre la vida de los argentinos?”, dijo, tras lo cual se preguntó: “¿Qué tiene esto de democrático?”. “Nada”, se respondió.

El atentado

Tras recordar algunas expresiones de dirigentes opositores, como el macrista Gerardo Millman, que había dicho que sin Cristina no hay peronismo y sin peronismo sigue habiendo Argentina”, la vicepresidenta aseguró que en esa frase radical “el viejo proyecto de siempre: la desaparición del peronismo”.

“Realmente creen que con eso se termina la voluntad de un pueblo de tener una vida digna y una patria justa. Si hubiera sido tan simple ya lo hubieran logrado hace muchos años y siempre el peronismo termina reencarnándose y lo que parecía muerto y sepultado finalmente no lo es”, sentenció.

La vicepresidenta habló por poco más de una hora ante un estadio único de La Plata atestado de militantes movilizados por las diferentes facciones del kirchnerismo, gremios y los intendentes del conurbano y de algunos distritos del interior bonaerense que la recibieron al ritmo del cántico de “Cristina Presidenta”.

La excusa para el acto fue la celebración del 50 aniversario del regreso al país de Juan Domingo Perón tras 17 años de exilio, que se conmemora como el día del Militante en el calendario peronista, y “La Fuerza de la Esperanza” el eslogan marketinero de la convocatoria.

Por eso, no fue para nada casual que, en medio de sus problemas judiciales por las causas de corrupción que la tienen como protagonista, la vicepresidenta recordara que Perón volvió aquel 17 de noviembre de 1972 “después del exilio y la proscripción”.

Tampoco faltaron los reproches al Gobierno por desatender a los sectores asalariados que no están cubiertos los refuerzos que, en medio de la crisis reciben las jubilaciones y los planes sociales. “La política es el trabajo y el salario en un proyecto político de industrialización, de valor agregado”, apostrofó.

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Últimas Noticias

Noticias relacionadas