13.7 C
Presidencia Roque Sáenz Peña
jueves, mayo 23, 2024

Qué requisitos deberán cumplir los migrantes para ingresar a Estados Unidos tras el fin de las restricciones por la pandemia

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Las nuevas medidas de Washington incluyen negar asilo a aquellos que lleguen a la frontera sur y no hayan presentado primero una solicitud por internet o buscado protección en uno de los países por los que pasaron

Esta jueves a última hora finalizan las restricciones de asilo por coronavirus que han permitido a Estados Unidos expulsar rápidamente a los inmigrantes en la frontera sur durante los últimos tres años.

Las restricciones se conocen a menudo como Título 42, porque la autoridad proviene del Título 42 de una ley de salud pública de 1944 que permite frenar la migración en nombre de la protección de la salud pública.

El fin del uso del Título 42 ha suscitado dudas sobre lo que ocurrirá con la migración en la frontera entre Estados Unidos y México. La administración Biden se está preparando para un aumento de migrantes.

Un vistazo a qué es el Título 42 y por qué es importante:

¿Cómo empezó?

En marzo de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU emitieron una orden para limitar la migración, diciendo que era necesario para reducir la propagación del COVID-19. Las escuelas y las empresas cerraban sus puertas y los hospitales se llenaban de pacientes. El presidente Donald Trump buscaba formas de frenar la inmigración, su tema político estrella.

La orden autorizó a Aduanas y Protección Fronteriza a expulsar inmediatamente a los migrantes, incluidas las personas que solicitan asilo. La orden decía que las áreas donde se retenía a los migrantes a menudo no estaban diseñadas para poner a la gente en cuarentena o para el distanciamiento social.

Migrantes buscan pagar a vendedores de comida del otro lado del muro (Reuters)

En un principio, el gobierno de Biden mantuvo esta política. Aunque muchos demócratas presionaron al presidente Joe Biden para que la revocara, algunos -especialmente en los estados fronterizos- han abogado por mantenerla, alegando que Estados Unidos no está preparado para un aumento de solicitantes de asilo.

El Título 42 se ha utilizado más de 2,8 millones de veces para expulsar a migrantes desde su aplicación. Sin embargo, los niños que viajan solos están exentos. Además, su aplicación ha sido desigual por nacionalidades, en parte porque es más difícil expulsar a personas a algunos países, como Venezuela y Cuba.

¿Por qué termina?

El gobierno de Biden anunció en enero que ponía fin a las emergencias nacionales relacionadas con la pandemia. Eso también significó el fin del uso del Título 42 para hacer frente a la inmigración. El jueves es el último día en que se prevé utilizar el Título 42.

No es la primera vez que su uso está a punto de expirar. Los CDC anunciaron en abril de 2022 que la norma ya no era necesaria porque las vacunas y los tratamientos estaban más extendidos. Los estados de tendencia republicana demandaron que se mantuviera en vigor.

Aunque parece probable que el Título 42 desaparezca esta semana, siempre es posible que se produzcan maniobras legales de última hora que lo mantengan en vigor.

¿Qué ocurrirá después?

A partir del viernes, los solicitantes de asilo serán entrevistados por funcionarios de inmigración. Los que tengan un “temor creíble” a ser perseguidos en sus países de origen podrán permanecer en Estados Unidos hasta que se adopte una decisión definitiva.

Esto puede llevar años. Aunque algunas personas son detenidas mientras se desarrolla su proceso de asilo, la gran mayoría son liberadas en Estados Unidos con avisos para comparecer ante un tribunal de inmigración o presentarse ante las autoridades de inmigración.

Una de las principales preocupaciones es que los inmigrantes piensen que ahora tienen más posibilidades de obtener asilo en Estados Unidos, por lo que serán más los que intenten entrar y desbordarán la capacidad de las autoridades para atenderlos y procesarlos. Esto podría desviar a los agentes de Aduanas y Protección de Fronteras de otras responsabilidades, como la búsqueda de contrabandistas y la facilitación de los miles de millones de dólares de comercio que cruzan la frontera sur.

En algunos puntos de la frontera entre EEUU y México ya hay un mayor número de inmigrantes. El jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Raúl Ortiz, dijo en Twitter el lunes que sus agentes habían detenido a unos 8.800 migrantes al día durante un período de tres días. Esta cifra es superior a las 5.200 detenciones diarias de marzo y supera con creces la de diciembre, el mes con mayor número de detenciones registrado.

(Reuters)

Otros han argumentado que nadie sabe realmente cuántas personas intentarán entrar en EEUU Señalan que las personas expulsadas en virtud del Título 42 no se enfrentan a consecuencias, por lo que algunas han intentado entrar repetidamente.

¿Tiene Estados Unidos un plan?

Estados Unidos dice que sí. Los críticos dicen que no.

El gobierno federal ha dicho que lleva más de un año preparándose. Espera que inicialmente lleguen más migrantes.

La estrategia del gobierno de Biden se ha basado en ofrecer más vías legales para que los inmigrantes lleguen a Estados Unidos sin tener que pasar directamente por la frontera. Eso incluye la creación de centros en países extranjeros donde los migrantes puedan solicitar emigrar, así como un proceso de libertad condicional humanitaria ya en marcha con 30.000 plazas al mes para que personas de cuatro países puedan venir a Estados Unidos.

EEUU está ampliando las citas disponibles a través de una aplicación llamada CBP One, que permite a los migrantes programar una hora para presentarse en un puesto fronterizo y solicitar permiso para entrar.

También hay consecuencias. Estados Unidos está proponiendo una norma que, en general, denegaría el asilo a los inmigrantes que primero pasen por otro país. También quiere examinar rápidamente a los inmigrantes que soliciten asilo en la frontera y deportar a los que se considere que no cumplen los requisitos, y denegar la reentrada durante cinco años a los que sean deportados.

Los republicanos han arremetido contra la Administración, afirmando que Estados Unidos no está haciendo lo suficiente para proteger la frontera.

El lunes, la gobernadora de Arizona, Katie Hobbs, pidió a la Casa Blanca más fondos para las comunidades fronterizas, así como un plan satisfactorio para hacer frente a cualquier aumento de migrantes. Hobbs es demócrata, como el presidente.

Los grupos de derechos civiles tienen otras preocupaciones. Han comparado los severos límites a los migrantes que llegan a través de un tercer país con las medidas adoptadas por Trump. También dijeron que el plan para procesar rápidamente las solicitudes de asilo en la frontera no es justo para los migrantes que acaban de llegar de un viaje largo y peligroso.

Fuente Infobae

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Últimas Noticias

Noticias relacionadas