13.7 C
Presidencia Roque Sáenz Peña
jueves, mayo 23, 2024

Mayoristas y supermercados del Chaco no optaron por la importación de alimentos.

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Decisión del gobierno para contrarrestar el aumento de precios

La medida anunciada por la Nación no fue tomada en cuenta por el sector y se mantiene en la apuesta del compre nacional y el congelamiento de precios.

Habrá que esperar por ahora para que se incremente la cantidad de productos importados en las góndolas de centros comerciales chaqueños.

Apenas un puñado de marcas de café o productos secos que estuvieron siempre, se ven en las góndolas chaqueñas.

Es que la decisión del gobierno nacional de flexibilizar la llegada de mercadería de otros países, principalmente en el rubro de alimentación, por ahora es una política que no sucede al empresariado provincia o a los responsables de comercialización.

Sí puede verse que existen algunos productos que están tímidamente en las góndolas y no son de industria nacional pero que se trata de aquellos que cuesta conseguir en el mercado interno o bien se busca variedad para los clientes como ser café, productos secos y conservas.

En los centros de grandes superficies, principalmente aquellos comercios de cadena la mayoría con marcas propias, la decisión que tomaron en las últimas semanas es inclinarse por el congelamiento de precios por un puñado de meses o un trimestre de una cantidad importante de productos que se argumenta también en las expectativas inflacionarias a la baja en el horizonte. Es que los números de baja en el consumo, en abril las ventas minoristas retrocedieron un 7% y acumulan un 18% en el cuatrimestre.

«A la industria se le fue la mano con los aumentos que establecieron apenas se dio la devaluación y las remarcaciones eran continuas cuando se proyectaba un dólar a 2000 pesos, hoy el tipo de cambio está lejos de alcanzar ese valor y las ventas no se desploman, es decir que el precio que se cobre tiene que estar acorde al poder adquisitivo de la gente», contextualiza un reconocido supermercadista local como para explicar la «paz inflacionaria» que se transita hoy tras meses con alzas de dos dígitos en promedio.

Sacando a los centros comerciales de cadenas, en el resto de los locales es difícil encontrar productos extranjeros, primero porque mayoristas tienen marcas propias o acuerdos de años con industrias nacionales mientras que aquellos negocios de cercanía se abastecen de mayoristas.

GRADUAL LLEGADA

En Buenos Aires, la presencia de los importados «no tradicionales» en las góndolas todavía es incipiente. Paraguay, Brasil y Ecuador con conservas son los principales aportantes de un plan que tiene tres etapas.

La primera etapa es la que busca recomponer stocks: recuperar la presencia de alimentos que, por el cepo para importar, desaparecieron. Aquí aparecen café, atún, pastas, cervezas y chocolates.

Siempre midiendo lo que ocurre en el centro del país, las conservas al natural y en aceite de 170 gramos de una marca ecuatoriana se venden a $985, mientras que las de primera marca están a $3669. En café ocurre lo inverso las cápsulas italianas de 10 unidades salen en promedio 9000 y 11.000 pesos; mientras que las nacionales tienen un piso de 5000 pesos y pueden llegar a 7000.

Lo poco que se observa en Buenos Aires son las categorías básicas: almacén, limpieza y perfumería de proveedores de Paraguay, Uruguay y Brasil con los que tenemos relación comercial.

En los próximos 60 días, la segunda fase será ampliar el surtido Se sumarían variantes como paquetes de café con «twist» de vainilla, latas de atún con ajo y salsas de tomate con orégano, que prácticamente no se fabrican en la Argentina.

Fuente Diario Norte

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Últimas Noticias

Noticias relacionadas