18.1 C
Presidencia Roque Sáenz Peña
sábado, abril 13, 2024

La inflación sacude al comercio termal: los consumidores «solo compran alimentos»

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Comerciantes locales esperan que la llegada del mes de octubre pueda generar una recuperación en las ventas que vienen en caída libre.

SAENZ PEÑA (Agencia). Las complicaciones que se presentan en la economía del país impactan de manera directa en esta parte del país y el comercio de la ciudad siente el impacto negativo de esta situación. Así, en medio de esta situación, los comerciantes locales esperan que la llegada del mes de octubre pueda generar una recuperación en las ventas que vienen en caída libre en los últimos seis meses, respecto del año anterior.

«La gente gasta en cosas básicas, elementales, como el rubro alimentos; entonces nosotros que estamos en el calzado o en la venta de ropas, pasamos a un segundo plano», dice a NORTE un comerciante de la calle San Martín que tiene seis empleados a cargo.

«Nosotros optamos por reforzar el rubro de alimentos porque teníamos otro emprendimiento, pero la inflación pega tan fuerte que había días que para comprar regalería entraban una o dos personas en un turno, en una ciudad de más de 120 mil habitantes», contó otro comerciante que ahora dedica su esfuerzo en la venta de mercaderías al por mayor.

«HAY PLATA, PERO NO VALE NADA»

«Fui a pagar insumos para la panadería, y me dio tanta vergüenza porque tuve que bajar con los billetes en una bolsa, porque nuestro peso argentino esta tan devaluado, que tenemos que sumar mucho dinero físico que parece una millonada», contó Sergio, del rubro panificados.

Para Mariano Zalazar, un cuentapropista que recorre gran parte de la provincia llevando mercaderías de consumo general, «no es que no hay plata circulando…hay, pero son solo papeles, no tiene valor».

El rubro verdulería también siente el peso de la inflación en la ciudad. «Aunque son productos de alimentación, se llevan uno o dos tomates, una plantita de lechuga», dice Daniela.

Agrega un dato que se hace cada vez más común: «hay rubros que son secundarios, por ejemplo, yo llevo de todo en el camioncito térmico, pero los kiosqueros bajan fideos, yerba, azúcar, y ahí se termina todo, solo para los fines de semana se venden otros productos», apuntó.

ESPERANDO LAS ELECCIONES

Dicen los comerciantes de la calle San Martín de esta ciudad que la lluvia puede generar que los productores agrícolas de la zona se movilicen un poco «pero igual, está planchado el consumo en general y ahora todos estamos expectantes por las elecciones, ya que el actual modelo ya está agotado, esto de tirar más platita es una aspirina, tal vez se sienta un fin de semana que aumentaron las ventas, pero nada más», dijo Roberto, comerciante de la ciudad, que coincide con la mayoría de los que tienen locales en la ciudad en la principal calle céntrica.

«Esperamos las elecciones, y gane quien gane, algo va a cambiar porque así como están las cosas, esto no da para más, así que esperamos que podamos a salir adelante», comentó otro emprendedor local.

Fuente Diario Norte

- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Espacio publicitario -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Últimas Noticias

Noticias relacionadas